miércoles, 17 de agosto de 2011

JUSTIFICACIÓN


1.  JUSTIFICACION



La Institución  Educativa Manuel Murillo Toro  desde su fundación, y de manera persistente, le ha prestado un enorme beneficio a la sociedad chaparraluna y en general al sur del Tolima, beneficio que se ve reflejado en las promociones de bachilleres académicos o técnicos que ha entregado con orgullo a la sociedad y debe propender siempre por el mejoramiento académico y la formación moral de sus estudiantes y estar prestos a detectar y corregir las fallas que se presenten en el desarrollo de su actividad educativa.



Toda institución requiere que su labor sea programada y planeada para mantener una idea clara de lo que se desea hacer, para saber hacia adonde se quiere ir y sobre todo para proponer los resultados que se quieren obtener. Deben fijarse las metas y los plazos en el tiempo y el espacio debidos.


La Institución Educativa Manuel Murillo Toro no escapa a estos principios y en el marco de la Ley General de Educación y sus decretos reglamentarios, diseña y ejecuta un Proyecto Educativo Institucional (PEI) buscando, con la participación de todos los estamentos que conforman la comunidad educativa Murillista, mejorar cada día más el nivel académico de sus estudiantes y consolidar el perfil de los mismos con las virtudes que los lleven a ser ciudadanos y ciudadanas de bien.


Dos principios fundamentales salen del contexto de la Ley General 115: LA AUTONOMIA Y LA RESPONSABILIDAD. El primero se entiende como el autogobierno y la libre determinación dentro de los parámetros establecidos por la ley y el segundo como el cumplimiento de los deberes y obligaciones que beneficien al estudiante y su comunidad. Se debe propender porque el estudiante tenga claro su papel como gestor de su propio destino.


Con el cumplimiento de este PEI se podrá mejorar y luchar contra los obstáculos que se encuentran los estudiantes, los docentes, los directivos y los padres de familia en la actividad que cada uno debe cumplir. Entre los muchos obstáculos a vencer podemos resaltar:

a.     La desmotivación: el estudiante no encuentra unos motivos lo suficientemente fuertes para dedicarse de lleno al estudio y superación personal. Hay desgano y poca claridad en su objetivo final o su meta próxima. Esta desmotivación debe ser revisada igualmente en los directivos, docentes y padres de familia.

b.     El desconocimiento de los deberes: no solamente los estudiantes incumplen sus deberes o son totalmente responsables de su incumplimiento. La falta de seguimiento y control por parte de los padres a sus hijos y el incumplimiento de los deberes para con la institución hacen que el estudiante desmejore en su aspecto académico o moral.

c.    La falta de testimonio y ejemplo: los docentes y los padres de familia deben educar con el ejemplo. La preparación constante, la responsabilidad, la lectura y la búsqueda permanente de la felicidad bien definida deben ser propósitos comunes.

d.    El desconocimiento de la legislación: todos los estamentos de la comunidad educativa deben conocer las leyes y reglamentaciones referentes a la formación de los niños niñas y jóvenes, sus deberes y derechos. El PEI igualmente debe ser conocido por todos y socializado de la mejor manera posible.

Ante   todos estos obstáculos o problemas, el PEI debe plantear su posible solución y para ello, es preciso que este reglamentado y estipulado  el Manual de Convivencia no solamente para los estudiantes en todos los niveles sino también para directivos, docentes, personal administrativo y padres de familia o acudientes. Debe quedar claro por igual para toda la comunidad, el plan de estudios, los recursos físicos y humanos y en fin todo aquello que en una buena planeación conlleve al éxito en la empresa propuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada